Filtro de aire del motor y filtro de aire acondicionado

filtro de aire

Filtro de aire del motor y filtro de aire acondicionado

En todos nuestros artículos recalcamos la importancia de revisar regularmente su vehículo, ya que hay repuestos que deben ser reemplazados para asegurar un óptimo funcionamiento. Existen 2 repuestos con los cuales muchas veces se presenta confusión: los filtros de aire del carro. Nos referimos al filtro de aire del motor y al filtro de aire acondicionado (también conocido como filtro del habitáculo). Si bien la función de cualquier filtro es atrapar impurezas, cada uno de estos cumple una función diferente:

– Filtro de aire del motor: protege al motor de impurezas del ambiente que puedan ingresar a la cámara de combustión y por consiguiente contaminar todo el sistema. Las piezas de cualquier motor tienen niveles de tolerancia muy bajos (la separación entre ellas es muy reducida), por lo tanto, si partículas de polvo, arena y demás se alojan en los cilindros, la fricción ocasionaría daños considerables. Este filtro se encuentra ubicado en la entrada de la cámara de combustión y garantiza que el aire que entra, necesario para la combustión, esté libre de impurezas. Un filtro obstruido impide el caudal de aire adecuado para el funcionamiento del motor. Por otro lado, un filtro inadecuado afecta la vida útil del motor, reduce su potencia, también aumenta el consumo de combustible y la contaminación.
Es aconsejable cambiar el filtro de aire del motor cada 10.000 – 15.000 km o dependiendo de las recomendaciones del fabricante. Recuerde que las consecuencias de no hacerlo influyen directamente sobre la vida útil del motor.

– Filtro de aire acondicionado: estos filtros están diseñados para filtrar las partículas más pequeñas como polen y polvo, también son denominados filtros de alta eficiencia. Este filtro es el encargado de retener contaminantes del ambiente para que no entren al habitáculo por los ductos de ventilación. En otras palabras, garantiza un mínimo de calidad de aire al interior del vehículo.
Hay síntomas que indican si este filtro se encuentra en malas condiciones: pérdida de potencia del ventilador, presencia de olores fuertes al interior del carro (sobre todo al prender el aire), el aire enfría menos de lo habitual y los vidrios parecen empañarse con mayor facilidad. Es recomendable cambiarlo como mínimo una vez al año, ya que al saturarse se acumulan mohos, bacterias y diversidad de microorganismos dañinos.

Importante tener en cuenta estas diferencias para evitar confusiones al momento de cambiar alguno de estos repuestos. Los filtros cumplen funciones clave para el motor y para su bienestar, por lo tanto deben mantener en estado óptimo. El costo de estos filtros no es elevado, teniendo en cuenta su importancia, por esta razón le recomendamos reemplazarlos por repuestos nuevos en caso de ser necesario. Limpiar los filtros con aire no garantiza su buen funcionamiento y puede ser negativo para su salud y su carro.
En Amortiautos tenemos personal calificado para resolver cualquier otra duda sobre el mantenimiento de su vehículo, no dude en CONTACTARNOS.

Los comentarios están desactivados para esta publicación.