Correa de distribución o repartición

correa de distribución

Correa de distribución o repartición.

La correa de distribución, también conocida como correa de repartición, es un elemento fundamental para el funcionamiento del motor. Al romperse, puede causar averías irreversibles o muy costosas a su vehículo. Tenga en cuenta su importante función y las siguientes recomendaciones para hacer su cambio a tiempo y no sufrir daños:

Este elemento es el encargado de transmitir el movimiento circular del cigüeñal a los árboles de levas, que a su vez abren y cierran las válvulas de admisión y escape. En otras palabras, las que permiten el ingreso de la mezcla aire – gasolina y la salida de los gases producidos por la combustión. Este sistema debe funcionar de forma perfectamente sincronizada para garantizar el buen funcionamiento del motor.

En motores modernos y en todos los que cuenten con doble árbol de levas, la ruptura de la correa de distribución conlleva a daños graves, casi sin excepción. Lo que ocurre es que los pistones en su ascenso, al perder la sincronización, se encuentran con las válvulas y colisionan. Dependiendo de las revoluciones a las que esto ocurra, se pueden dañar una o varias válvulas, los pistones y hasta doblarse algunas de las bielas. Esto requiere una reparación de motor.

Nuestra recomendación es reemplazar las partes que componen la distribución, en un plazo que no supere los 60.000 km. Debe tener en cuenta que al romperse, es necesario hacer el cambio, preferiblemente a la par con el tensor de graduación de la correa de distribución y los tornillos que ajustan los piñones. No hacerlo puede significar daños muy perjudiciales.

En Amortiautos contamos con especialistas capacitados para determinar el estado en el que se encuentra su vehículo y realizar el cambio de estos repuestos. Recuerde que las revisiones preventivas son siempre la mejor forma de mantener su vehículo en las mejores condiciones, no dude en CONTACTARNOS.

Los comentarios están desactivados para esta publicación.