Ruidos al conducir: su carro grita por ayuda

Ruidos al conducir: su carro grita por ayuda

Muchas veces se sienten ruidos recurrentes al conducir, pasarlos por alto puede significar daños permanentes en su vehículo y un aumento considerable en el riesgo de accidente. No permita que su seguridad y la de su familia se vean comprometidas, aquí lo ayudamos a entender cuándo su carro pide ayuda.

Si bien estos inusuales sonidos tienen diversas causas, los más preocupantes son los detectados al maniobrar su automóvil en condiciones normales. Pasando una curva, saliendo de un policía acostado o bache, arrancando y frenando, entre otras. Tenga en cuenta que los ruidos son la forma más clara en la que su carro grita por ayuda.

Al no tener un adecuado mantenimiento preventivo, los ruidos más comunes provienen del sistema de frenos y el sistema de suspensión, aunque otros pueden significar alerta en diferentes sistemas.

– Si al frenar se oyen chirridos, es probable que las pastillas estén desgastadas o los discos deteriorados.
– Detectar ruidos y golpes saliendo de una curva, de un policía acostado o bache, puede ser evidencia de amortiguadores y partes de suspensión en mal estado. También puede sentir estos síntomas al arrancar y frenar. La sensación de inestabilidad es común en estos casos, en los que el automóvil además salta constantemente.

Al detectar ruidos recurrentes, lo más recomendable es llevar su vehículo a un taller especializado para corregir las fallas. Recuerde que su seguridad y la de su familia son nuestra prioridad, por eso cuando requiera de nuestra ayuda, no dude en CONTACTARNOS!

Los comentarios están desactivados para esta publicación.